Progresión VIH


 

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) ataca el sistema inmunitario del cuerpo.

 

hecho que ocasiona que la persona infectada tenga más probabilidades de enfermar a causa de las bacterias y los virus y que les sea más difícil hacerles frente, siendo más difícil su recuperación.

 

El VIH es la afección que provoca el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

 

El SIDA es una progresión del VIH.

Las personas con SIDA tienen aún más riesgo de enfermar y sus organismos tienen, incluso, menos capacidad para combatir las infecciones que las personas con VIH, falleciendo generalmente por alguna infección o cáncer.

 

El Síndrome del VIH es el nombre que se le da a la primera etapa de la infección por el VIH, cuando una persona la contrae por primera vez. En ese momento, el cuerpo trabaja arduamente para atacar el virus y mientras el cuerpo está combatiendo, el virus no puede hacer tantas copias de sí mismo. Aunque la persona todavía tiene VIH, comenzará nuevamente a tener buen aspecto y a sentirse bien, sin embargo, durante este tiempo, el virus todavía está atacando los ganglios linfáticos (centros del sistema inmunitario del cuerpo).

 

La progresión de VIH a SIDA es muy variable, desde meses a años, o incluso no progresar más desde el momento de la infección y no llegar a desarrollar SIDA.

 

La variabilidad interindividual en la progresión a SIDA se relaciona con numerosos factores que modifican la compleja relación entre el VIH y el ser humano durante la infección, ya sea aumentando o disminuyendo la carga viral ó la respuesta inmunitaria del huésped.

 

Esta progresión rápida, lenta o no progresión depende de factores ambientales, virales, genéticos e imunológicos del huésped.

 

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


 

 

    • HCP5

 

    • Xq21.1

 

    • 17q12